A tan solo 80km. de Humahuaca encontramos Iruya, convertida hace un par de años en una de las postales del norte argentino. Enclavada en la montaña a 2700 m.s.n.m, Iruya es un pueblo de ensueños por su belleza geográfica. Mucho se conoce de Iruya por su belleza pero Iruya goza de múltiples identidades culturales, económicas y políticas, ya que Iruya fue un pueblo de tránsito entre el Alto Perú y las poblaciones que se levantaban en la región.

Para llegar hasta Iruya atravesaremos la Quebrada de Humahuaca en un día completo para hacer noche en Iruya. Al día siguiente visitaremos el pueblo de Iruya con sus callecitas estrechas, muy empinadas y cuidadosamente empedradas para evitar la erosión del suelo por las lluvias.

Iruya es patrona de varias fiestas de la región, pero una de las más importantes es la de la Virgen Nuestra Señora del Rosario, que da el nombre a la iglesia principal de Iruya que vale la pena visitar. Hoy, Iruya continua sereno como siempre, pero por suerte el olvido y la nostalgia de su edad (ya que no hay registros de su fundación) han sido observados por miles de turistas que ubicaron a Iruya como destino turístico. Luego de visitar el impactante pueblo de Iruya regresamos a Salta atravesando el Abra de Iruya y el Abra del Cóndor a 4000 m.s.n.m