La Quebrada de Humahuaca declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO, presenta además de un paisaje paradisíaco, un libro de acontecimientos ya que por los senderos de la Quebrada de Humahuaca caminaron aborígenes de diferentes etnias, y a la fecha se conservan creencias religiosas, ritos, fiesta, música y artes que podemos encontrarlas en diferentes épocas del año en diferentes partes de la Quebrada de Humahuaca.

En nuestro recorrido por la Quebrada de Humahuaca visitaremos el pueblo de Purmamarca, enclavada el pie del cerro de Siete Colores, pueblo que identifica a la Quebrada de Humahuaca por sus casas de adobe y calles de tierra, además de una increíble vista desde cualquier punto de Purmamarca. Continuamos por la Quebrada de Humahuaca hacia Tilcara, donde a los costados de la ruta que atraviesa la Quebrada de Humahuaca vamos viendo las montañas que cambian de color y así nace la famosa paleta del pintor muy bien conocida en la Quebrada de Humahuaca.

De toda la cadena de pucaras a lo largo de toda la Quebrada de Humahuaca, en Tilcara se reconstruyo uno parcialmente y se encuentra a 1 km. del pueblo, uno de los atractivos de Tilcara junto con la plaza llena de colores por las artesanías y telares que se ofrecen. Retomamos nuestro viaje por la Quebrada de Humahuaca hacia el pueblo de Humahuaca, con aspecto colonial por sus calles angostas y empedradas con casas de adobe y farolas que vale la pena recorrer a pie. En Humahuaca son paradas obligadas el Museo Arqueológico y el Folclórico Regional, además de la iglesia Nuestra Señora de la Candelaria y el cabildo, donde un reloj mueve la imagen de tamaño natural de San Francisco Solano que todos los días se descubre para dar su bendición, en recuerdo de su paso por Humahuaca.

Luego de recorrer la Quebrada de Humahuaca regresamos hacia Salta, visitando la ciudad de Jujuy “la Tacita de Plata” como suelen llamarle y su plaza principal donde encontramos la Catedral Basílica, esta parte de la región presenta montes, verdes planicies, ríos y lagunas de ensueño que contrastan con la impactante Quebrada de Humahuaca y hacen de este recorrido una recuerdo imborrable.